Política Fiscal

POLÍTICA FISCAL

  1. DEFINICIÓN: Parte de la política económica que analiza la intervención estatal fundamentada en los instrumentos que perteneciendo al sector público, como los ingresos y los gastos fiscales, se les puede atribuir la condición de medio para alcanzar metas y objetivos globales que comprometen al resto de la actividad económica nacional. Se aplica para todos los agentes y sectores productivos de la economía basada exclusivamente en elementos, instrumentos y multiplicadores  de un  único sector: El sector público y sus finanzas.

La política fiscal se integra en sus objetivos, a los objetivos centrales que se  buscan con el conjunto de la política económica. Esto es, que en lo particular le interesa comprometerse con las mismas metas de corto plazo en la economía total, asegurando el mantenimiento de la estabilidad económica, la promoción del crecimiento económico, la búsqueda de la mejor distribución del ingreso y por ende, del desarrollo económico, y adicionalmente, se debe interesar por otros objetivos tales como, la preservación de un servicio adecuado de bienes y servicios públicos que no prevé la actividad privada como la defensa, la seguridad, los servicios básicos de agua, luz, alcantarillado y comunicaciones entre otros.

INSTRUMENTOS DE EJECUCIÓN Y CONSECUCIÓN DE LOS FINES Y OBJETIVOS DE LA POLÍTICA FISCAL: COMPOSICIÓN DEL PRESUPUESTO PÚBLICO

INGRESOS PUBLICOS

  1. INGRESOS CORRIENTES: TRIBUTARIOS: Impuestos

NO TRIBUTARIOS: Tasas, contribuciones, multas, rentas contractuales

  1. CAPITAL: DEUDA PÚBLICA: Interna, externa

RECURSOS DEL BALANCE

GASTOS PÚBLICOS: FUNCIONAMIENTO: Servicios personales, gastos           v        generales, transferencias

DEUDA: Capital, intereses

INVERSIÓN: Social, física

2.         OBJETIVOS DE LA POLITICA FISCAL: Los objetivos de la política fiscal son: estabilización, desarrollo económico y  distribución de la renta

2.1 ESTABILIZACION

En el modelo económico clásico se consideraba que la economía se encontraba en permanente equilibrio y crecimiento, autorregulado y en función del bienestar social colectivo e individual, como consecuencia de lo anterior en el esquema liberal de la hacienda pública, una política de estabilización no tendría significado. Es el modelo de intervencionismo activo, que al partir del diagnóstico de que la economía se encuentra permanentemente como tendencia en desequilibrio pone de cara a esa realidad económica, la necesidad de una política fiscal con objetivo estabilizador.

La estabilización significará una acción en dos planos: en el interno y en el externo.

Sólo nos detendremos en el análisis del sector interno.

a. Estabilización Interna : La estabilización interna se refiere a la necesidad de mantener en adecuado nivel la oferta laboral, de suerte que se consiga el pleno empleo del recurso humano, al igual que trata de controlar el nivel general de precios de la economía.

– Nivel general de precios de la Economía: Es el agregado o suma de precios de cada una de las mercancías que se cotizan en el mercado de bienes y servicios. Cuando los precios o tasación monetaria de bienes y servicios aumenta obedeciendo a razones distintas a las de las condiciones de producción, como sería el caso de las alzas en los productos por un exceso de oferta monetaria, decimos que se genera inflación.

En un sentido más estricto se habla de inflación cuando la demanda de bienes y servicios es mayor a la oferta de los mismos o cuando la cantidad de circulante o dinero se eleva por encima de cierta suma que se hace excedente frente a lo exigido en condiciones normales como cantidad necesaria de dinero para comprar tales bienes

Cómo puede la política fiscal garantizar un nivel de precios no inflacionarios y mantener el pleno empleo?

Para entender esta problemática se trabaja dentro de la línea de pensamiento intervencionista con tres posibilidades:

1. Que la demanda global de la economía, esto es lo que la sociedad en suma demanda- conocido como demanda agregada- sea superior a la oferta que los productores y los que prestan servicios hacen. Se conoce esta situación como inflación acelerada.

2. Puede ocurrir sin embargo lo inverso, que la oferta sea superior a la demanda. Se conoce como deflación.

3. La demanda agregada finalmente puede coincidir con la  oferta agregada, caso en el que se está en una situación de equilibrio.

La política fiscal opera con los recursos públicos o instrumentos, a través de los ingresos y los gastos públicos que se organizan al interior del presupuesto público. Desde esta perspectiva el Estado planifica su acción interventora de carácter estabilizador aumentando o disminuyendo los ingresos, enfatizando ciertos tipos de recaudos frente a otro, aumentando el gasto, disminuyendo el mismo o reorientando su contenido a los sectores hacia los cuales se dirige.

Las anteriores posibilidades se agrupan para dar origen a dos grandes tipos de política estabilizadora, la de tipo contraccionista y la de tipo expansionista.

ESTABILIZACION CONTRACCIONISTA: La estabilización contraccionista de carácter fiscal y de política económica ( especialmente monetaria) se implementa cuando la demanda agregada es superior a la oferta agregada. Se propone entonces que si bien en un comienzo el estímulo de la demanda contribuye a la reactivación económica, cuando la diferencia se vuelve  marcada frente a la oferta la política fiscal, debe aumentar los impuestos, disminuir las erogaciones del gasto público, disminuir la deuda pública, aumentar la emisión de bonos para recoger el circulante y en síntesis de esta forma y con otros mecanismos combinados de política monetaria estimular la oferta productiva sin permitir el incremento inflacionario resultante del incremento relativo de la demanda.

Otras medidas son las de política económica tendientes a reducir el circulante, por ejemplo: disminución de la emisión primaria de billetes, aumento del encaje bancario, aumento tasas de interés, etc.

Se presenta en estas situaciones un incremento relativo del volumen de ingresos públicos frente a los gastos. En la relación ingresos públicos  que en la teoría liberal de la hacienda se suponían equilibrados, en este enfoque de intervencionismo estabilizador se

suponen desequilibrados, de tal forma que los gastos resulten inferiores a los ingresos públicos, de donde se sigue que el presupuesto público debe liquidarse con superavit (gastos no ejecutados habiendo disponibilidad de ingresos).

ESTABILIZACION EXPANSIONISTA: Supone un incremento relativo de los gastos públicos por encima del nivel de recaudo. Esto fiscalmente significa déficit permitido incluso si se quiere deseado.

Sin embargo, si los gastos son mayores a los ingresos (déficit) la forma como deberá en realidad compatibilizarse los ingresos con los gastos es al amparo de otros ingresos denominados no sanos, como la deuda pública, la emisión y recogiendo bonos. Las políticas monetarias que se citaron a manera de ejemplo en el caso anterior, deben tener una dirección opuesta en este caso.

Se trata combinando la política fiscal y económica de reactivar la economía, permitiendo que los empresarios se deshagan de los inventarios, aumenten liquidez, incrementen el nivel de empleo y permitan el adecuado desenvolvimiento del ciclo económico.

Este equilibrio solo es posible a condición del desequilibrio del presupuesto público, haciéndolo deficitario y en consecuencia expansionista.

2.2             POLITICA FISCAL DE DESARROLLO ECONOMICO

El crecimiento perseguido por la política fiscal busca incrementar los ritmos de inversión, para conseguir como efecto el desarrollo del producto bruto industrial y en general, el valor agregado de toda la economía.

Así mismo en la medida en que se aumenta la inversión se logrará que aumente la capacidad económica de la sociedad, se diversifique la producción, se desarrollen ciertos sectores económicos vitales y se integren al espacio económico del desarrollo nacional a localidades o regiones atrasadas.

El desarrollo económico no solo significa aumento del PIB, es necesario pensarlo en términos de bienestar, y desde allí comprende:

  1. El desarrollo Humano: Propende por garantizar un mejoramiento en las condiciones de vida y en las oportunidades que tienen para mejorarlas, lo cual se mide a través de indicadores como edad probable de vida, salud, educación,etc.
  2. Desarrollo Global: En virtud del cual el planeta tierra constituye un sistema, de tal forma que todo lo que se realice en él produce un efecto general.
  3. El desarrollo sostenible: El cual de conformidad con la cumbre del Medio Ambiente de Rio de Janeiro de 1992, busca que la utilización y la satisfacción de necesidades actuales no impidan gozar de los mismos bienes a las generaciones futuras.

El presupuesto público puede contribuir a estos logros, bien dando tratamientos especiales de impuestos (exenciones o exoneración  de pagos) a ciertas actividades económicas, puede igualmente  con el capital privado conformar sociedades de economía mixta y montar industrias.

Para ello se utilizan básicamente tres instrumentos a saber:

I. POLÍTICA FISCAL DISCRIMINATORIA : Consiste en excepciones al principio de la igualdad de tratamiento fiscal. Tienden a fomentar el ahorro y la inversión privada, a la inversión en infraestructura económica y social y en obras útiles al desarrollo.

La discriminación fiscal y presupuestaria no puede confundirse con el privilegio o el daño. El privilegio se orienta por motivos de preferencia o de exclusivo beneficio individual, y el daño por motivos de represalia.

Principales Medidas de Política Fiscal Discriminatoria para el Desarrollo Económico.

1. La Exacción :    Consiste en un mayor grávamen frente al que en igualdad     de condiciones deben pagar los demás sujetos implicados en actividades económicas semejantes, busca reorientarlas para el desarrollo del capital en su conjunto. No pretende el Estado, en uso de esta medida discriminataria que el sujeto pague más impuestos, sino que oriente sus actividades hacia empresas diferentes, salvo que prefiera permanecer en la actividad exaccionada.

La exacción fiscal se orienta a las actividades poco útiles o que denotan un despilfarro del capital social.

Ej; el grávamen excesivo a ciertos activos importados u ociosos o capitales invertidos en bienes inexplotados. Impuesto a viajes al exterior no justificados con fines especiales, ya que es una forma de impedir el despilfarro de divisas necesarias para la importación de maquinaria y equipo y otros artículos vitales para la economía.

2. El Incentivo Tributario: Es la medida más importante de política fiscal    discriminatoria para el desarrollo, porque, al contrario de la exacción, se caracteriza por ser un tratamiento fiscal favorable. Mientras que la exacción es una excepción a este principio básico de la equidad tributaria por exceso de gravamen, el incentivo tributario supone una excepción a ese mismo principio por un menor o ningún grávamen , que de no existir la  medida deberían pagar los sujetos favorecidos en igualdad de circunstancias a los demás.

3. Inversiones Estatales: Mediante el gasto público el Estado puede contribuir a   la formación del capital humano y físico. La inversión pública muestra dos grandes formas:

– Directa: La inversión que el Estado mismo hace en obras de caracter reproductivo o de infraestructura económica y social, y las productivas o estructurales.

– Indirecta: Figuran los subsidios a la empresa privada y las subvenciones a la empresa pública , gastos entre los cuales se destacan los destinados a las investigaciones tecnológicas y a la educación en los niveles superiores.

II. POLÍTICA FISCAL E INTEGRACIÓN REGIONAL : la integración es el agrupamiento de las partes de un todo. La integración económica, por lo tanto supone el agrupamiento de diversas unidades económicas. Para lograrlo se requiere destruir las barreras que lo impiden. El agrupamiento tiene una meta en el desarrollo conjunto y equilibrado de aquellas unidades parciales identificadas con países y regiones en proceso de desarrollo.

La integración económica requiere la colaboración económica. Sin esta aquella no es posible. La colaboración implica el establecimiento de medidas orientadas a coordinar y armonizar políticas económicas y a establecer acuerdos internacionales sobre políticas comerciales. Y la integración supone medidas orientadas a abolir restricciones y discriminaciones dentro del área.

  1. INTEGRACIÓN REGIONAL INTERNA:

Es necesario igualmente fomentar políticas para la integración regional interna que corrijan el diverso y desigual desarrollo de ciertas regiones respecto de otras dentro del mismo país.

Para el desarrollo integralmente es indispensable fomentar y acelerar la integración de las regiones más atrasadas del territorio nacional a las más avanzadas o de relativo desarrollo. Se requiere pasar de una producción agrícola no tecnificada y sin mercados suficientes a una producción intensiva, altamente tecnificada no solo en el sector agropecuario, sino en el industrial y urbano.

La política fiscal de integración regional puede aplicar las siguientes medidas:

  1. Aprobar planes de desarrollo regional
  2. Distribución de transferencias
  3. Creación de zonas francas y parques industriales
  4. Incentivos tributarios
  1. INTEGRACIÓN REGIONAL EXTERNA: Formas de integración
  1. Area de libre comercio: consiste en la abolición de los aranceles entre los paises miembros, pero manteniendo cada país sus propios aranceles en contra de los no participantes.
  2. Unión aduanera: implica, además de la supresión de discriminaciones arancelarias, el establecimiento de una barrera arancelaria común (bloque) en contra de los no participantes.
  3. Mercado común: es una forma más amplia de integración económica. No solamente pretende abrir las restricciones al comercio, sino también las restricciones al movimiento de factores: capital, personas, tecnología
  4. Unión Económica: combina la supresión al movimientos y factores, con un grado (parcial) de armonización de la política económica (monetaria, fiscal, crediticia).
  5. Integración económica total: presupone la unificación de la política económica ( incluye unificación de la moneda), y el establecimiento de una autoridad supranacional cuyas decisiones obliguen a los estados miembros.

III. POLÍTICA FISCAL Y FOMENTO DE LAS EXPORTACIONES : Existe una estrecha relación entre las importaciones y las exportaciones. Si para importar hay que exportar, el desarrollo depende, en gran parte, de este equilibrio de la balanza comercial y de pagos del país.

El fomento de las exportaciones carece de relieve sino se equilibran los términos del intercambio. De poco sirve exportar si los precios de las mercancías y materias primas son bajos o denotan una diferencia excesiva respecto de los mayores precios por las importaciones. Muchas veces esta política no depende tanto de la magnitud de las exportaciones cuanto de los precios adecuados en el mercado internacional en relación con los precios de las importaciones. Los desequilibrios en los términos de intercambio o su deterioro creciente, no solo restan efectividad a los programas de fomento y diversificación de las exportaciones, sino que agudizan la situación de subdesarrollo y aumenta las ventajas para los países desarrollados.

2.3       POLITICA FISCAL REDISTRIBUTIVA DE LA RENTA NACIONAL

El objetivo más importante e independiente de la política fiscal es el de la distribución de la renta nacional. Con él, más que con otro , se identifica el estado capitalista contemporáneo o de bienestar en su afán de lograr justicia social frente a la desigualdad material del sistema que reconocen inclusive ideologías neoliberales que lo cuestionan, aunque no entendido como un problema de propiedad privada sobre los medios de producción sino de imperfecciones de mercado en la distribución espontánea del ingreso nacional a los factores de producción.

El hecho que justifica la redistribución de la renta nacional es la desigualdad en el nivel de ingresos monetarios y reales distribuídos por los procesos de la producción económica. En consecuencia, la política fiscal redistributiva es de índole social. Tiende a corregir esa desigualdad en garantía de un nivel de ingresos equitativos entre grupos sociales, aún respecto de aquellos marginados de la producción de bienes y servicios y que, por lo tanto no obtienen ingreso alguno de la actividad económica.

Bibliografía consultada

  • Departamento Nacional de Planeación (DNP), |Temas didácticos sobre asuntos económicos, vol. 2, DNP, Bogotá, 1997.
  • McCONNELL, Campbell R. y BRUE, Stanley L., |Economía, McGraw-Hill, 1997.
  • SAMUELSON, Paul A. y NORDHAUS, Willliam D., |Economía, McGraw-Hill, México, 1986.
  • RAMÍREZ CARDONA, Alejandro: Hacienda Pública. Temis.

Notas de Hacienda 2009

POLÍTICA FISCAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: